22 de septiembre de 2014

Disney Animators' Collection



Esta semana voy a hablaros de, nunca mejor dicho, mis pequeñas princesas, las muñecas de la colección Disney Animators.

Estas muñecas nos presentan a las princesas Disney como adorables niñas pequeñas. La primera en aparecer fue Rapunzel allá por 2010, supongo que a raíz del estreno de la película Enredados, de la cual es protagonista. Al año siguiente, sacaron una nueva edición de la misma con otro vestido (la primera iba en camisón) pero esta vez venía muy bien acompañada de Bella, Blancanieves, Pocahontas, Tiana, Aurora, Ariel, Cenicienta, Mulán y Jasmín.


En 2012 Mérida, de la película de Disney Pixar, Brave, se unió a la familia aunque no ha sido la última incorporación. El pasado 2013 Elsa, Anna y Kristoff (primer chico Animator) de Frozen, y Campanilla de Peter Pan, llegaron a la colección. También sé qué existen aunque nunca las he visto en España, Boo de Monstruos S.A., Vanellope de Rompe Ralph y unas muñecas del mismo estilo que creo que únicamente se pueden comprar en Disneyland basadas en la atracción It's a Small World.


Estas muñecas sólo se pueden comprar en las Disney Store o en la web de la misma, aunque hay imitaciones muy buenas por internet. Cada cierto tiempo van saliendo nuevas ediciones con algunos cambios. Las de 2011 llevan los vestidos originales de sus películas y van acompañadas de un mini peluche de su mascota. Sin embargo, en la edición de 2013 les cambiaron los vestidos, que personalmente me parecen bastante feos con tanta purpurina, y además les quitaron los peluches. Próximamente habrá una nueva tirada y si lo que he leído es cierto, algunas volverán a tener el vestido original y todas volverán a tener el peluchito.

Hasta el año pasado no las había visto nunca y la verdad es que fue amor a primera vista. Las primeras que llamaron mi atención fueron Rapunzel y Mérida. La primera con esa carita dulce y grandes ojos que tiene y la segunda, a parte de ser una de mis princesas favoritas, tiene una expresión de pillina súper graciosa. Más tarde, por mi cumpleaños, adoptaron para mí a Pocahontas que también es una preciosidad. Es de las más simples y tiene una mirada como triste, pero eso mismo es lo que la hace encantadora. Finalmente (de momento) llegó Ariel a casa, otra de mis preferidas, aunque muy a mi pesar esta última tuvo que ser forzosamente la edición de 2013 que ya no traía a Flounder y tiene purpurina en la cola. Me quedé con las ganas de tener a Bella porque me niego rotundamente a comprarla con el vestido amarillo tan feo que tiene la de 2013 y que parece que conservará para la próxima edición.

Las Animators están diseñadas por algunos de los animadores de Disney y Pixar como Glen Keane, Mark Henn, Bill Schwab o Matt Nolte. Son un poco cabezonas y con tripita típica de niña pequeñita. Miden algo más de 40 centímetros, son de plástico duro mate y pueden mover tanto las extremidades como la cabeza. La ropa también es de muy buena calidad y muy detallada. La pega la lleva el pelo, que están un poco calvas y si tu elegida lleva recogido, más calva todavía. Además, llevan como una especie de gomina que les deja el pelo muy tieso y áspero, creándole "caspa" si intentas peinarlas. En el caso de Kristoff él ni siquiera lleva pelo que peinar, su cabello es de plástico como el resto de su cuerpo. Respecto al embalaje, vienen en cajas de cartón decoradas con bocetos de las pequeñas princesas, están encajadas en un trozo de plástico con su forma y bien sujetas con los típicos alambres.

Su precio es de 30€ cada una aunque en navidad suelen estar a 20€. A mí, en cuanto relación calidad-precio, no me parecen tan caras teniendo en cuenta que yo no voy a jugar con ellas y destrozarlas. De hecho, para mí es casi "pecado" que una niña juegue con ellas, las veo más de colección pues son demasiado bonitas y detalladas. Realmente creo que estas muñecas las compran más adultas para ellas mismas que para las niñas y como prueba de ello tenemos flickr, con una gran cantidad de fotos preciosas de Animators repintadas o con conjuntos hechos a mano por sus dueñas. ¡Envidia que me da la mano que tiene la gente para hacer esas cosas!

En fin, soy una enamorada perdida de estas muñecas y sé que alguna más caerá en algún momento (¿tal vez Elsa o Anna?) aunque tenga que salir yo de la habitación para meterlas a ellas.

Si queréis ver más fotos de las mías, podéis entrar en mi galería de flickr ^^



PD: Siento la calidad de las imágenes, no sé por qué al subirlas pierden calidad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario