3 de noviembre de 2014

Penélope

Reseña cinéfila. Penélope es una película de fantasía romántica que no cae en el empalago. Con un reparto magnífico (Christina Ricci, James McAvoy, Peter Dinklage), estoy segura de que la magia de esta cinta os cautivará.

Ficha Técnica
Título: Penélope.
Año: 2006.
Duración: 101 minutos.
Género: Fantasía, Romance.
País: Reino Unido y Estados Unidos.
Dirección: Mark Palansky.
Guión: Leslie Caveny.
Reparto: Christina Ricci, James McAvoy, Peter Dinklage, Catherine O'Hara, Richard E. Grant, Simon Woods, Reesee Whiterspoon.

Argumento
Los Wilhern son una familia de la alta sociedad sobre la que pesa una maldición: la primera chica que naciera a partir de que una bruja la lanzara, tendría cara de cerdo y sólo podrá romperse si encuentra a álguien de su mismo estatus social que la ame. Para su desgracia, Penélope es esa chica. Por culpa de la maldición, a la pobre la tienen escondida en casa desde que nació para que nadie vea su rostro porcino y lo único que la mantiene ocupada es su preparación para convertirse en una buena esposa para poder encontrar marido y así romper la maldición. Su madre le prepara una y mil citas pero en cuanto los pretendientes ven a la chica todos salen huyendo. Edward Humphrey, uno de ellos, contacta con Lemon, un periodista que lleva años intentando ver cómo es la muchacha y ambos contratan a Max Campion, un aristócrata arruinado y adicto al juego, para que vaya a una de las citas y le haga una foto a Penélope. Sin embargo, Max acaba sintiendo algo por ella y deja tirados a Lemon y Edward pero también se aleja de Penélope porque no puede casarse con ella. Cansada de estar encerrada y de que todos huyan de ella, Penélope decide escapar de casa.

Opinión
Penélope es una película que me gusta muchísimo, me parece encantadora. A pesar de que los personajes son bastante simples, conectas con ellos. Objetivamente hablando (si se puede ser objetivo en algo así), mis personajes favoritos son Penélope (Chistina Ricci) y Lemon (Peter Dinklage). Y si no, meto en el saco a Max, que no sé si realmente me gusta el personaje porque es un chico súper mono o voy medio cegada de amor platónico por James McAvoy, quien lo interpreta, aunque me decanto por mitad y mitad.

La madre de Penélope es ciertamente odiosa. Aunque trata de vender que todo lo que hace es por proteger a su hija, realmente sólo quiere protegerse a ella misma y a su imagen, le aterra el qué dirán los demás si descubren el aspecto de la joven y está completamente empeñada en casarla con el único fin de romper la maldición para que Penélope luzca normal y bonita. Una vez que Penélope huye de casa, pasamos de ver su lado un tanto pasota y conformista a ver su parte rebelde pero también inocente, descubriendo el mundo que la rodea, del que estaba completamente apartada y descubriéndose a sí misma. La actitud de Penélope hace a Max darse cuenta de que debe cambiar su vida, dejar atrás el juego y el estar sumido en la oscuridad de sus penurias. Por otro lado está Lemon, que es ese tipo de "malo" que en el fondo no lo es tanto.

Penélope es como un cuento, con una bonita moraleja incluida que no os voy a contar, aunque imagino que sabréis por dónde van los tiros. A pesar de ser bastante sencilla en general, acaba teniendo algo que atrapa. Me encantan los tonos que usan en el film y el toque un poco vintage que tiene. La habitación de Penélope es completamente preciosa, ¡yo también quiero un columpio de madera en medio de la mía!. Por supuesto, tampoco podemos dejar de lado el reparto tan bueno que tiene.


En resumidas cuentas, película recomendadísima si te gustan las historias románticas con encanto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario