8 de diciembre de 2014

Black Mirror

Os traigo la reseña de una de las mejores series que he podido ver jamás: Black Mirror. Cada capítulo de esta serie británica es independiente entre sí pero tienen como hilo conector la temática. ¿Cómo afectan las nuevas tecnologías en un futuro que podría ser no tan lejano?

Ficha Técnica
Título: Black Mirror.
Género: Drama, Ciencia Ficción, Sátira.
Año: 2011 - 2013.
Temporadas: 2 y un especial.
País: Reino Unido.
Canal de emisión en UK: Channel 4.
Canal de emisión en España: TNT (canal de pago) y Cuatro (abierto).
Dirección: Otto Bathurst, Euros Lyn, Brian Welsh, Owen Harris, Carl Tibbetts, Brynn Higgins.
Guión: Charlie Brooker y Jesse Armstrong (1x03).

Argumento
Black Mirror es una serie de dos temporadas con seis capítulos en total, todos ellos independientes entre sí pero con la misma temática: cómo afectan o afectarían las nuevas tecnologías a nuestra vida. Según su creador, Charlie Brooker, "cada episodio tiene un tono diferente, un entorno diferente, incluso una realidad diferente, pero todos son acerca de la forma en que vivimos ahora - y la forma en que podríamos estar viviendo en 10 minutos si somos torpes".

Lista de episodios de ambas temporadas
- El Himno Nacional.
- 15 Millones de Méritos.
- Tu Historia Completa.
- Vuelvo Enseguida.
- Oso Blanco.
- El Momento Waldo.
- White Christmas (especial)

Opinión
Si hay una serie sobre la que no podía dejar de hablaros es esta. Black Mirror te hace pensar en cómo vivimos y en cómo podríamos vivir en un futuro no tan lejano, donde los avances tecnológicos están cada vez más presentes en nuestro día a día y, aunque en principio podría parecer que todo son ventajas, después de ver ciertos capítulos te llegas a replantear si de verdad todas estas mejoras y comodidades a un simple click son tan maravillosas y necesarias. Y ya no sólo hablamos de tecnologías avanzadas, si no de las simples redes sociales y de cómo nos volvemos cada vez más marujas y morbosos, de esa facilidad de quejarse y espantarse en twitter o facebook desde la tranquilidad de nuestras casas pero no hacer nada en realidad.

Sobre esto último de las redes sociales y la morbosidad trata el primero de los capítulos, El Himno Nacional. La princesa ha sido secuestrada y lo único que el secuestrador pide a cambio de no matarla es que el Primer Ministro mantenga relaciones sexuales con un cerdo y que el acto sea retransmitido por televisión. Encuestas a favor o en contra, redes sociales incendiadas a comentarios, un completo show del que está todo el mundo pendiente. Horrorizados, pero pendientes, como cuando te tapas los ojos en una película de miedo pero miras a través de los huecos de los dedos porque en el fondo sí que quieres ver esa atrocidad. Y detrás de todo eso, la angustia de la familia del Primer Ministro y el gran marronazo al que se tiene que enfrentar. El Himno Nacional es casi mi capítulo favorito, es simplemente brutal.

En cuanto al tema de las tecnologías, podría destacar Tu Historia Completa. En este episodio las personas tienen un chip implantado con el que pueden grabar y almacenar absolutamente todo lo que ven y escuchan, seleccionar esos recuerdos, verlos para sí mismos o proyectarlos para verlos en una televisión, ordenarlos e incluso eliminarlos. A priori puede parecer magnífico pues así no olvidarías nada y podrías revivir aquel viaje tan genial, todo lo que dijo el profesor en clase o un momento especial con tu pareja. Incluso en un juicio sería más fácil saber qué pasó pues ves la realidad y ya está pero, ¿realmente es tan bueno recordar y volver a ver todo lo vivido?. Después de ver el capítulo para mí es un no rotundo. Puedes llegar a obsesionarte con ciertas cosas y realmente muchas veces remover la mierda no sirve mas que para angustiarte aún más. Diría que Tu Historia Completa, en mi top, se pelea con El Himno Nacional por el primer puesto.

Un capítulo que lleva de la mano tanto las redes sociales como las tecnologías es el de Vuelvo Enseguida. La protagonista pierde a su pareja en un accidente y contacta con una empresa que, gracias a todo lo que el fallecido a publicado en sus redes sociales,  puede recrear su voz y cómo se comportaría en cada situación. Así, ella mediante una especie de aplicación que puede llevar en el móvil o en el ordenador, puede hablar con él como si nunca hubiese muerto. ¿Es bueno aferrarse de esa manera a nuestros seres queridos que se han ido? Si actualmente simplemente con objetos o recuerdos ya es duro pasar página, con una tecnología que haga todo eso más palpable, no es nada sano para el que se queda.

El resto de episodios también son muy buenos pero quería destacar en especial esos tres porque son los que más me impactaron. Tal vez el que menos me gustó fue el de El Momento Waldo pero también es muy interesante. Pueden llegar a manipularnos dándonos un personajillo que nos caiga bien y acabar dejándonos tratar como borregos.

Realmente todos los capítulos te hacen reflexionar. Estamos en la era de las nuevas tecnologías, nos pasamos la vida pegados a nuestros smartphones y enganchados a las redes sociales (yo la primera, no lo voy a negar). Nuevos cacharros, luces y colores... Pero eh, hay límites que no se deberían cruzar.


En definitiva, no es que recomiende Black Mirror al 100%, la recomiendo al 200% o 300% si hace falta. Tiene unos guiones magníficos y lo más importante y lo que la hace a mi parecer tan buena, es que no sólo es una serie para entretener, es una serie para pensar.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

  1. ¡Nos encanta Black Mirror! Cuando la vimos supimos que también iba a ser una de nuestras favoritas. ¡Saludos!

    ResponderEliminar