20 de febrero de 2016

Reto Cinéfilo: Expiación, más allá de la pasión

Después de algo más de un mes os traigo la primera reseña con motivo del Reto Cinéfilo 2016. Para quitar de la lista el ver “una peli de un actor/actriz que te encante y que aún no hayas visto”, he elegido este film con James McAvoy, uno de mis actores preferidos, en el rol protagónico masculino.

Después de algo más de un mes al fin dediqué una película al Reto Cinéfilo 2016. Aunque la mayoría de films abarcan más de uno de los retos, voy a centrarme cada vez en uno o terminaría en seguida y no tendría tanta gracia. La primera que he visto con este fin a sido Expiación, más allá de la pasión (basada en la novela del mismo nombre de Ian McEwan) y con ella tacho el reto de "Una peli de un actor/actriz que te encante y que aún no hayas visto". ¿Cuántas veces y veces he dicho aquí y en twitter que amo a James McAvoy? Sin embargo, esta estaba en mi lista de pendientes (junto con La Joven Jane Austen) de pelis de McAvoy que me quedan por ver porque  los dramas románticos no me van mucho. Pero bueno, allá vamos:

Ficha Técnica
Título original: Atonement.
Título en español: Expiación, más allá de la pasión.
Año: 2007.
Duración: 123 minutos.
Género: Drama Romántico, Bélico.
País: Reino Unido.
Dirección: Joe Wright.
Guión: Christopher Hampton.
Reparto: Keira Knightley, James McAvoy, Romola Garai, Saoirse Ronan, Vanessa Redgrave, Patrick Kennedy, Benedict Cumberbatch, Juno Temple.

Argumento (de Filmafiinity)
En el verano de 1935, Briony Tallis, una precoz escritora de 13 años, cambia irremediablemente el curso de varias vidas al acusar a Robbie Turner, el amante de su hermana Cecilia, de un crimen que no ha cometido.

Opinión
Visualmente es muy bonita, me gustaron especialmente las escenas que se desarrollan en el verano del 35 pues son muy luminosas. El resto de la película no lo es tanto por motivos narrativos: como consecuencia de las acusaciones de la pequeña Briony, a Robbie lo acaban enviando a Francia a luchar en la guerra. Aún así no cae en oscuridad pronunciada. Del apartado técnico si hay algo que destacar es la banda sonora. De hecho, uno de los Globos de Oro que se llevó en 2008 fue por la misma.

Algo que me llamó la atención y que al principio descoloca bastante es el uso continuado del flashback, ya que parece que se usa sin razón alguna y mostrando algo que apenas pasó hace unos minutos. Pero cuando te das cuenta de qué va la cosa cobra mucho sentido. De primeras vemos lo mismo que ve Briony. Con su corta edad y desde la distancia, malinterpreta ciertas cosas que inmediatamente nos muestran cómo fueron realmente a través del flashback. Haciendo esto y con nuestra visión de los hechos como adultos, en principio deberíamos conectar casi por igual con ambas partes (con la visión inocentemente distorsionada de la niña y con la realidad), pero en lo personal, hasta que no he asimilado la película en conjunto, no he conseguido empatizar del todo Briony.

Por otro lado tenemos un gran defecto: demasiado relleno. Yo le quitaría por lo menos 40 minutos al total. Cuando acusan a Robbie injustamente de algo que no hizo y la cinta coge intensidad, se empieza a desinflar con escenas bastante lentas de la guerra que no aportan absolutamente nada a la historia y acabas por perder el interés. Después del bache interminable, la película remonta volviendo a una Briony ya adulta, consciente de las consecuencias de sus actos, y mantiene el ritmo hasta el final. Un final que me gustó muchísimo y que me sacó una lagrimilla.

Realmente tengo sentimientos encontrados con esta película, no sabría muy bien si recomendarla o no. En general me gustó bastante pero se hace pesada. Supongo que si os gusta el reparto y los dramas románticos la disfrutaréis más que si la veis por verla pero, aún así, no os la pongáis a la hora de la siesta.

Puntuación



Puedes ver cómo va la lista del reto pinchando AQUÍ

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

  1. No he leído el libro, pero la película me gustó muchísimo, especialmente toda la primera parte antes de la guerra.

    ResponderEliminar