7 de julio de 2016

Outcast 1x05: El camino que tenemos delante

Algo tarde pero aquí tenéis la reseña del 1x05 de Outcast: El Camino que tenemos delante. Kyle y el reverendo están preocupados por la aparente ineficacia de los exorcismos, así que deciden visitar a algunos ex poseídos para comprobar que sigan limpios. Por su parte, Sidney nos va dando pistas sobre su identidad

Ahora sí que sí hemos llegado a la mitad de la temporada... Y seguimos prácticamente como al principio, aunque parece que se está cociendo algo importante. Como hice con el capítulo anterior, voy a ir comentando por tramas.

Kyle y su familia
En el 1x04 dejábamos a Kyle queriendo ir a casa de su ex mujer visto el panorama de las recaídas demoníacas, así que al principio de este nos encontramos a nuestro dúo dinámico en plan stalker en la puerta de la misma. En esta escena vemos lo que pasa dentro de la casa y da la sensación de que Allison a ratos está como ida. Sin embargo lo que me pareció más significativo fue ver a la pequeña Amber jugando con sus muñecas a lo que parece que pueda ser la recreación del brote demoníaco de Allison y la consiguiente paliza que le da Kyle para salvar a la niña. En este episodio también vemos el despertar de Allison en el hospital tras la paliza, que le dejó la cara hecha un cuadro, y cómo al principio es incapaz de creer que Kyle le haya hecho algo así.

Kyle intenta que Megan convenza a Allison de verle para asegurarse de que sigue desposeída. Aunque al principio se niega, Megan finalmente va a verla pero no consigue que Allison ceda. En su visita Megan encuentra a la ex señora Barnes fatal anímicamente, frágil y medio ida, así que llama a Kyle para contarle que algo va mal. Aquí nuevamente la serie vuelve a jugar con la duda de la posesión. Puede que Allison solo esté así por toda la situación y la medicación o puede que vuelva a estar endemoniada. Para descubrirlo, Kyle se presenta de todas maneras en su casa y aunque la conversación no iba demasiado mal, la aparición de la pequeña Amber lo lía todo, pues echa mucho de menos a su padre. Allison cree que Kyle ha ido allí para poner a la niña en su contra y le da con la puerta en las narices.

Después de una crisis con Amber (que la niña tiene algo de telita, todo hay que decirlo), Allison se presenta en casa de Kyle para pedirle explicaciones. Quiere saber por qué él tiene que protegerla y de qué, quiere saber qué pasa y sobretodo quiere saber qué paso el fatídico día... Pero evidentemente Kyle no le puede soltar el rollo de los demonios. Ella en el fondo le sigue queriendo, así que le besa y bueno, comprobamos que Allison sigue limpia demoníacamente hablando. La pena es que Kyle aun así no le cuenta la verdad, por lo que ella se va de allí sin mirar atrás.

Kyle y Anderson
Las cosas entre ellos siguen como siempre. Kyle cuestiona la eficacia de los exorcismos y Anderson se empeña en que lo de Mildred fue algo aislado, así que se va de tour con Kyle para demostrarle que sus "pacientes" siguen limpios. 

En la primera parada van a la casa de una chica llamada Sherry
, pero se encuentran con que el padre de esta les cuenta que un tiempo después del exorcismo la joven se marchó y lo único que saben de ella es que está en otro pueblo viviendo en la calle. Kyle plantea al padre de la chica si puede ser que siga poseída, algo que cabrea a Anderson y que a Kyle le da igual pues solo le interesa que le demuestre que los exorcismos funcionan.

En la segunda parada visitan a un tipo llamado Brian... Y las cosas no pintan mucho mejor que en la primera. El hombre, que tenía una tienda de animales que amaba, la ha cerrado y ahora vive en ella, pues también se ha divorciado. Kyle corta por lo sano poniéndole las manos encima y oh, sorpresa, Brian grita y entra como en colapso. Sigue poseído. El señor se quita a Kyle de encima y los echa de allí a punta de escopeta.
El reverendo va en busca de Sherry con Kyle. La encuentran en unos suburbios y la siguen hasta una nave abandonada. Cuando Kyle la agarra del brazo para ayudarla a ponerse en pie, empieza a gritar como una descosida. Cuando se suelta, Sherry empieza a decirle a Kyle que ellos, a los que nombra como anónimos/incontables, necesitan de la luz de Kyle, que van a él y que él los conduce. Seguidamente se le abalanza en plan Dementor y le aspira supongo yo que la energía para hacerse más fuerte. Anderson se la quita de encima y Kyle vuelve a ponerle las manos encima mientras el reverendo le insta a que le de una paliza para expulsarle el demonio. Él no quiere llegar a eso, así que aguanta el tirón hasta que Sherry empieza a levitar, momento en el que la baja y se dispone a darle de leches, pero ella le pota encima la masa negra que vimos en el primer capítulo. La masa envuelve a Kyle levantándolo en el aire hasta que desaparece y él cae.

Parece que Sherry está ya completamente limpia pero, ¿a qué precio? Es lo que se pregunta Kyle cuando ve que la chica ha quedado en estado vegetal (al igual que su madre), aunque Anderson está conforme porque para él lo importante es que ya no está poseída. Esto es algo que vuelve a enfrentar al dúo.

El caso caravana y Sidney (aka el señor del sombrero)
Parece que va quedando algo más claro quién es Sidney. Me recuerda mucho a los demonios de Sobrenatural, que poseen cuerpos humanos para poder interactuar en nuestro terreno, aunque en Outcast parece que si el demonio posee un cuerpo débil, débil se va a quedar. A esta conclusión llego tras la visita de Sidney a la abuelita Mildred, un momento muy interesante, por cierto. Ella al principio no se da cuenta de quien es él y todo apunta a que es un demonio muy superior por cómo ella le habla y le muestra respeto. Lo más destacable de la visita es que parece que Mildred lleva muchos años poseída y que Sidney le dice a la anciana que tiene una misión y que él se encargará de Kyle y de Anderson. Mildred comienza a toser y se tira encima de Sidney a lo Dementor style, aunque lo único que consigue es un empujón del señor del sombrero. Sidney le dice qué haces loca que ya sabe que con él eso no funciona. Es entonces cuando ella se lamenta diciendo que así no llegará a la fusión (¿qué será eso?) y Sidney le responde que se arriesgó, que se aguante porque no siempre se gana.

Ahora vamos con la caravana, trama a la que no le encuentro sentido y espero que lo tenga y que sea genial. Tras mucha sospecha para arriba, sospecha para abajo, el jefe de policía se planta en casa del jefe de bomberos (que fue el que prendió fuego a la caravana y es el dueño del reloj que se encontró en ella) en plan malote con la funda de la pistola abierta, soltándole indirectas a ver si tiene algo que decirle... Hasta que lo llama Mark diciéndole que han encontrado a la chica de la muestra de sangre que encontraron en la caravana y que no está muerta, que estaba de parranda. Sin más. Como digo, no entiendo nada de esta trama y me sobra por todos lados.

Un capítulo más y seguimos con la estructura de The Walking Dead aunque para mi gusto, y mira que defiendo todo el tema sentimental y exploración de los dramas personales en TWD, aquí no está funcionando. Me gusta la historia de Kyle y Allison, en este episodio sobretodo me gustó cuando ella fue a verle, pero siento que en general no cuajan todas las tramas entre sí y lo peor de todo es que la principal, la de los demonios, me flojea. Ni hablar del tema caravana. Encima cada vez hay más incógnitas pero pocas o nulas respuestas... Seguiremos informando.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios:

  1. Hi! soy Mini-Fu de El Observatorio de Mini-Fu.

    Estoy preparando un reto para los blogueros y veo que te gusta escribir, te gusta la lectura o quizás simplemente quieras participar. Bien, hay un amigo que está escribiendo un libro de zombies y me dejó leer el prólogo y tuve una idea. Cansad@ de tags y demás cosas vistas he decidido hacer algo diferente, pero no lo puedo hacer sol@. Me gustaría que escribieras un relato, no hace falta ser muy largo sobre "El apocalipsis zombie". Imáginate que es un día normal y te enteras, o no, que los muertos caminan ¿Que harías? Me gustaría que el protogonista fueras tu y tu entorno, si no quieres poner los nombres reales de tu entorno adelante, pero el tuyo me gustaría. No vale unas frases tipo: pues haría eso, haría lo otro, sino que prefiero que lo cuentes a modo de relato. Que apareciesen lugares donde frecuentas, tu casa, etc.

    Espero haberme dado a entender y espero que digas que sí, que lo quieres hacer. No hay prisa. Sería para largo. Escribo a los blogs que me gustan y les propongo lo mismo y quien me diga que sí lo anoto y hasta que no tenga todos los sí los no empezaría a publicar.

    Venga anímate

    Besos
    Mini-Fu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pues sabes qué? Me apunto, me parece una idea muy molona. Pero tengo un par de preguntas: ¿para cuándo más o menos y cómo de largo? ¡A ver qué se me ocurre!

      Eliminar
    2. Me gustaría empezar a publicar después de agosto y los iré publicando a medida que me lleguen. De largo de media página a dos páginas. Como mucho dos páginas y mínimo lo que quieras.

      Muchas gracias Marisa por decir que sí

      Eliminar
    3. Vale, me da tiempo de ir pensando en el relato con tranquilidad entonces, aunque ya se me han ocurrido un par de ideas... Espero hacerlo lo mejor posible jaja.

      ¡Y de nada! gracias a ti por pensar en mí para participar en ello *^*

      Eliminar
    4. Seguro que te queda muy xulo el escrito. Estoy con Outcast, de momento he podido con el primero ya te contaré cuando vea el segundo :)

      Eliminar