3 de agosto de 2016

Outcast 1x07 y 1x08

Como la semana pasada vi el capítulo muy tarde, esta os traigo la reseña del 1x07 y 1x08 juntas. Aunque la serie sigue con un aura de “no pasa nada”, lo cierto es que en estos dos capítulos se hacen grandes avances, al menos en cuanto a información se refiere.

Ya quedan (menos mal) solo dos capítulos para que termine la temporada. Con el cambio de horario que hizo FOX tras el mini parón se me fue la pinza nuevamente y me perdí el 1x07. Entre eso y que no me entusiasma demasiado lo fui dejando... Así que aquí estoy escribiendo este 2x1.

Pero tampoco pasa nada porque, valga la redundancia, no pasa nada en el capítulo. Vamos a resumir y quedarnos con lo importante del 1x07: El daño infligido.

Anderson y Kyle hicieron las paces en el capítulo anterior pero aún así siguen distanciados. El reverendo queda en evidencia señalando en público a Sidney como el mismísimo diablo el día del acto en recuerdo a las víctimas del accidente de la mina. Todos lo toman por loco y su reputación va en picado sin remedio.

La trama en solitario de Kyle es lo único que me pareció realmente interesante del episodio y me gustaría que tuviera más peso. Debido a los constantes rechazos de la pequeña Amber, Allison empieza a recodar que fue ella la que casi mata a la niña por lo que decide ir con ella a casa de Kyle. Acuestan a la pequeña y la pareja acaba manteniendo relaciones sexuales. Fue una escena muy bonita y cargada de sentimiento, por cierto. Sin embargo, al despertar, Allison ha desaparecido dejando únicamente una nota a Kyle pidiéndole que cuide de Amber. Esto preocupa a Kyle y le cuenta a Megan lo que pasó la fatídica noche pues sabe que si Allison lo ha recordado es urgente encontrarla porque tal vez no sea capaz de soportarlo y acabe con su vida.

En el 1x08, Lo que acecha en el interior, AL FIN vemos la luz sobre algunos asuntos (suelten algo de confeti, por favor). Vamos a ir enumerando.

1. Se desvela en parte quién era Sidney antes de la posesión y sabemos algo más de los demonios.
Sidney acaba en prisión por la presunta (nosotros sabemos que de presunta nada) agresión a Anderson. Kyle lo visita para hacerle algunas preguntas y este le cuenta que los demonios iban a llegar sí o sí, pero la única razón por la que afectan más a la gente que lo rodea es porque Kyle es una especie de antorcha en la oscuridad que los atrae. También le cuenta que las posesiones son aleatorias, es decir, que el demonio cae en el cuerpo que cae y ya está, sea el recipiente pecador de la pradera o beato total. En el caso de Sidney, vemos al principio del episodio que su recipiente era un tortura-niños sádico que tenía uno encerrado en su sótano pero cuando Sidney poseyó el cuerpo lo dejó marchar. Eso no significa que el alma original no haga amagos de querer tomar el control y esto se muestra cuando el hijo de la novia de Anderson va a casa de Sidney después de testificar que él vio al reverendo lesionarse a sí mismo y liberar a Sidney. A nuestro señor del sombrero le vienen flashes de instintos asesinos que finalmente controla. Otra cosa interesante que Sidney cuenta a Kyle es que los demonios pueden convivir con el alma recipiente tranquilamente y que si no fuera por él, su madre tras pasar el periodo de adaptación podría haber seguido con su vida. Esto nos lleva al punto 2... CHAN CHAN

2. Resuelto el misterio de la caravana.
En resumidas cuentas, el jefe de bomberos usaba la caravana para ayudar en ese proceso de adaptación entre recipiente/demonio. ¿Por qué? Pues porque su esposa está poseída... Y le gusta cómo es ahora, así que tenía que ayudarla y ayudar a otros como ella. Ya vimos en el 1x06 que igual no se estaba tan mal estando poseído por el ritmo ragatanga. Lo descubrimos tras el "secuestro" de la esposa del jefe de bomberos por parte de Anderson, que la obliga a ir a casa de Kyle para que la exorcice pero Kyle, después de la charla con Sidney, no quiere hacerlo sabiendo que igual no es tan terrible que la gente esté endemoniada a pesar de que le cuesta una pelea a puñetazos con Anderson. Al fin y al cabo la señora no le hace daño a nadie y su marido está encantado, ¿qué más da que esté poseída si todos son felices? La verdad es que visto así hay poco que objetar y si miramos atrás... ¿Acaso alguno de los poseídos hacía algo malo? Sí, el loco del segundo capítulo descuartizó a la esposa de su amigo y tanto la madre de Kyle como Allison intentaron matar a sus retoños pero como dijeron Sidney y el jefe de bomberos, los primeros días son duros, por eso los encerraba en la caravana y encontraron signos brutales de violencia en ella.

3. Anderson se va definitivamente a la caca... Y lo que le queda.
Tras el espectáculo con Sidney en la plaza del pueblo y el secuestro de la esposa del jefe de bomberos su congregación le da la patada en el ojete por majara echándolo hasta de su casa (que bueno, no es su casa, la rectoría es la casa de Dios). Fue a refugiarse en brazos de su amada pero el hijo de esta, que no estará poseído pero es más malo que un dolor, se hace amiguete de Sidney y le dice que le va a ayudar a hacerle la vida imposible a su nuevo papá. En el tema Anderson coincido  con Kyle en que el reverendo está siendo tonto dejando que su vendetta lo ciegue por completo. No está consiguiendo mas que el desprecio del pueblo entero por ir como un toro embolado por la  vida. Chico, un plan de ataque, no sé, que dicen que la venganza se sirve en frío.

4. Se descubre que Sam dio la paliza al violador de Megan.
Parte de esto ocurre en el anterior capi pero mejor lo resumo de una. Megan visita a Donnie en el hospital ofreciéndole dinero tras empeñar su anillo de bodas y dejando las cuentas temblando con tal de que se marche, aunque no sirve de nada porque el vídeo de la paliza acaba saliendo a la luz cuando Donnie acaba denunciando a Sam por brutalidad policial. Como consecuencia Sam pierde su trabajo y tiene una pequeña crisis con Megan, pues él le recrimina que no fuese del todo sincera con él ocultándole quien era el tipo que se les acercó en el restaurante, algo que Kyle sí sabía. Finalmente aunque no recupera su trabajo, hacen las paces tras cambiar su furgoneta por un coche chunguillo para poder recuperar el anillo de bodas.

A pesar de haber avanzado bastante respecto a anteriores capítulos no sé muy bien hacia dónde va la cosa y no me parece muy bueno con el final a la vuelta de la esquina. Lo único seguro es el bullying extremo que va a sufrir Anderson.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario