6 de agosto de 2016

Reto Cinéfilo: La Soga

¡Nueva entrega de El Reto Cinéfilo! Esta vez os voy a hablar de una de mis películas favoritas: La Soga, de Alfred Hitchcock. La volví a ver el otro día y me di cuenta de que me venía perfecta para tachar "Un film que se desarrolle en un solo escenario".
¡Nueva entrega de El Reto Cinéfilo! Esta vez os voy a hablar de una de mis películas favoritas: La Soga, de Alfred Hitchcock. La volví a ver el otro día y me di cuenta de que me venía perfecta para tachar "Un film que se desarrolle en un solo escenario" de la lista ya que toda la acción se desarrolla en el piso de los protagonistas.

Ficha Técnica
Título en español: La Soga.
Título original: Rope.
Año: 1948.
Duración: 80 minutos.
Género: Intriga.
País: Estados Unidos.
Dirección: Alfred Hitchcock.
Guión: Arthur Laurents y Hume Cronyn.
Reparto: James Stewart, John Dall, Farley Granger, Cedric Hardwicke, Joan Chandler, Douglas Dick, Constance Collier, Dick Hogan.

Argumento
Tras cometer el "crimen perfecto" matando a David, un compañero de clase, y esconder el cadáver en un arcón de su salón, los jóvenes universitarios Brandon y Phillip celebran una cena en la que usan el arcón como mesa para darle el punto final a su obra invitando al padre y la tía del asesinado, su novia, su mejor amigo y a su profesor favorito. Las cosas se complican cuando Phillip empieza a sucumbir a los nervios y el profesor Cadell comienza a sospechar que algo raro pasa.

Opinión
Esta película es una maravilla por muchos motivos y uno de ellos es cómo está rodada. La Soga se rodó en plano secuencia. Rodar en plano secuencia quiere decir que se hizo del tirón, sin cortes, aunque esto hay que matizarlo un poco pues en aquella época los rollos de cinta no eran infinitos así que tenían que parar a los diez minutos más o menos para cambiarlos. En la película se pueden identificar estos momentos cuando el plano se va a negro, generalmente sobre la espalda de alguno de los actores. Imaginaos el enorme trabajo del reparto y del equipo técnico para hacer una película de esta manera, a mí me fascina porque es casi como ver una obra de teatro a tiempo real.

La historia a primeras parece no tener mucha complicación, sin embargo es una pasada cómo te mantiene en tensión todo el rato temiendo que los pillen. También es muy interesante la premisa que plantea sobre la superioridad de unos seres humanos sobre otros y si los que se suponen superiores tienen derecho a decidir sobre las vidas de los que no hasta el punto de eliminarlos. Este planteamiento es el que lleva a Brandon y a Phillip a cometer el crimen y es un tema que siempre me llama la atención y que he visto (movido por otros temas, aquí es simple regodeo personal especialmente por parte de Brandon) en otras películas y libros como La Purga (os hablé anteriormente sobre su tercera entrega) o Inferno, de Dan Brown.

El trabajo de los actores, sobretodo de John Dall y Farley Granger (Brandon y Phillip respectivamente) es realmente bueno. Esta pareja refuerza aún más la tensión con sus miradas, sus pausas y sus gestos. Brandon es la cabeza pensante y el que disfruta la situación. Está tan seguro de sí mismo que no tiene problema en sacar como tema de conversación sus ideas de superioridad a pesar de que puedan descubrirlo. Por su parte, Phillip está hecho un manojo de nervios desde el primer momento, buscando a Brandon para apoyarse en él, son la cara y la cruz de la misma moneda. La Soga está basada en una obra de teatro (basada a su vez en un hecho real) en la que sus protagonistas son homosexuales. En la película no se mostró explícitamente por miedo a la censura (que no terminó de evitar) pero desde luego no hace falta echarle mucha imaginación para darse cuenta de la clase de relación que tienen. Como dato, John Dall y Farley Granger eran homosexual y bisexual respectivamente en la vida real y ambos llegaron a obtener sus papeles después de que otros rechazaran interpretarlos por temor a salir del armario o que se especulara sobre su sexualidad.

Más cosas que me encantan: El Tecnicolor. La Soga fue la primera película en color de Hitchcock y por aquellas usaban esa técnica. Me gusta mucho el tono que tienen las películas rodadas así (como El Mago de Oz o Lo que el viento se llevó) aunque sean colores más irreales.

En definitiva es una película ultra recomendable y que todo el mundo debería de ver. Es una grandísima muestra de la magia del cine.

Puntuación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario