3 de octubre de 2016

Tienes hasta las 10 (Francisco Castro)

Reseña de Tienes hasta las 10, de Francisco Castro. Toni no daba crédito al correo electrónico que acababa de llegarle... Era de su padre, fallecido el día anterior. Así comienza Tienes hasta las 10, una emocionante historia de intriga y suspense que contiene, a su vez, muchas historias diferentes.
¡Muy buenas! Hacía un par de semanas que no publicaba nada pero al fin he respirado un poco tras el comienzo de las clases. "Solo" estudio chino e inglés, pero parece que este año las profesoras venían con ganas que desde el primer día me han estado dando por todos lados y me he agobiado un poco, pero ya estoy más o menos recuperada del shock post vacacional.


Hace un par de semanas también que me llegó a casa el libro Tienes hasta las 10, de Francisco Castro, gracias a Edición Anticipada y de él os voy a hablar en esta entrada, así que ¡allá que voy!

Características
Título: Tienes hasta las 10.
Idioma: Español.
Autor: Francisco Castro.
Género: Misterio.
Formato: Tapa blanda.
Número de páginas: 352.
Publicado por: SUMA.
Fecha de publicación: Septiembre de 2016.

Argumento (megustaleer.com)
Antonio no daba crédito al correo electrónico que acababa de llegarle... Era de su padre, fallecido el día anterior.

Así comienza Tienes hasta las 10, una emocionante historia de intriga y suspense en la que Francisco Castro construye una trama que contiene, a su vez, muchas historias diferentes. A través de correos electrónicos, cartas y otros tipos de pistas misteriosas y sorprendentes, el propio padre del protagonista después de muerto, o alguien que se hace pasar por él, va a forzarlo a investigar un suceso terrible del pasado que aún no ha sido resuelto.

Opinión
He tardado un poquito en terminarlo por el agobio supino que me vino de pronto, pero realmente me lo he leído en dos sentadas. En la primera leí hasta la página 102 y en la segunda el resto, así que imaginaos el enganche.

El padre de Toni, Antonio Correa, director del Eco de Vigo, acaba de fallecer y él está muy afectado pues tenían una relación muy estrecha. En las primeras páginas Toni nos habla sobre cómo era su padre en vida y cómo vivió parte de su infancia acompañándolo en el periódico, donde le inculcó el amor por los libros. Allí muchas veces su padre le preparaba retos con acertijos cuya respuestas en ocasiones se encontraban entre las páginas de la colección de libros que tenía en el despacho. Si daba con la respuesta correcta, lo recompensaba con una chocolatina. Ya desde ese momento empiezas a empatizar con ellos pues, aunque Antonio parece un señor distante, en el fondo la relación con su hijo me pareció bastante tierna.
Nunca me preguntó si quería leer lo que me daba o si me apetecía leer ese o cualquier otro de aquellos libros. Me decía «Toma, lee». No decía: «Mira a ver si este te gusta» o «Prueba a ver qué tal está». Me decía «Toma, lee» y yo me ponía a leer, y casi siempre me gustaba lo que escogía para mí.
También en esta primera parte nos habla de la relación con su madre, totalmente contraria a la que tenía con su padre. Ella es una señora de familia adinerada súper tradicional con la que Toni no conecta para nada... Ni Toni ni su padre, que mantenía el matrimonio por mantenerlo, porque se supone que es "lo correcto", aunque básicamente no se hablasen entre ellos.

Pero lo más interesante de toda esta presentación llega cuando Toni regresa después del entierro a Coruña, donde vive y tiene su editoral. Estando en la oficina con su compañera Celia recibe un mail... De su padre fallecido.
«Hijo querido: tienes hasta las diez».
A partir de aquí es un no parar de intrigas entremezcladas con la relación romántica que empieza a florecer entre Toni y Celia gracias al acercamiento que supone el investigar todo el asunto juntos. No soy muy fan de meter historias de amor en este tipo de novelas pero en esta ocasión reconozco que no me molestó. Cierto es que en principio tampoco me aportó un extra, pero no se hace pesado.

Ese tienes hasta las diez es el primero de muchos otros mails, notas, cajas con fotos y sorpresas que le van llegando a Toni poco a poco como si fuera la búsqueda del tesoro, con una chocolatina como recompensa tras cada paso en el buen camino.
«Felicidades, hijo. Encontraste la caja. Ahora ya puedes coger la chocolatina y no te olvides de entrar en el libro».
La vida de Toni se pone patas arriba mientras investiga las pistas que su padre (o quien sea, que recordemos que el señor está muerto) le va dejando al ir descubriendo que su padre no era exactamente como él creía. Nuestro protagonista tiene que resolver los misterios alrededor de un trágico suceso ocurrido en 1972. Las pistas que Toni va encontrando son también una ventana a la España de aquella época en la que la censura y la opresión estaban a la orden del día y todo el que luchaba por la democracia y la libertad era considerado un separatista y un traidor a la patria.
Yo ya sabía que aquel había sido un año muy duro a nivel de conflictos laborales y de huelgas de todo tipo sin que viniese a contármelo mi padre desde el otro mundo. Es más, aunque era aún muy niño, recuerdo estar en la calle y oír los gritos de la gente avisando de que nían los grises a apalear a los obreros en huelga.
La acción es muy fluida y las pistas se enlazan casi sin parar una tras otra, así que mientras leía hacía mis propias cábalas intentando resolver antes que Toni qué estaba pasando, era imposible dejar de teorizar por muy absurdas que me parecieran mis propias ideas pero es que el libro da para eso. Y no es por dármelas, pero una de las claves sí que las acerté (¡chúpate esa Toni! ¡Hay que estar más atento!).

En definitiva, es un libro súper ameno y entretenido, de estos que no quieres soltar ni para dormir. Tiene intriga, historia, amor y mucho cariño por los libros en sus páginas.

Puntuación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Holaaa Marisa!!!

    'Solo estudio chino e inglés'. Claaaaro, oye es que el chino es un idioma tan facilón. XD Madre del amor hermoso del ni hao.

    Anda, que el padre era un cachondo no? Vaya marrón le deja al hijo sin comerlo ni beberlo.

    Lo de las relaciones románticas en los libros de intriga, mira, mientras que no molesten, oye todo bien. Lo que no puede ser son esos libros que empiezan por un género y terminan siendo otro. Eso no, hombre.

    Mira que a mi por el título cuándo lo vi en la librería no sé porqué me dio que era de terror y ya pasé de él, pero oye, si entretiene y además engancha, bueno es echarle un ojo.

    Lo que me frena es el hecho de que la ambientación sea durante la dictadura. La etapa más negra de nuestra historia.

    Un besoteeee!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ni hao me ha dejado trastornada pero bueno, ¡por aquí ando de nuevo!

      En cuanto al libro, tampoco me gusta que sea de intriga y acabe siendo romántico. Cuando empezaron los primeros toques amorosos arrugué la nariz pero al final no queda ni tan mal porque no molesta, pero tampoco me aporta nada realmente.

      El padre era un cachondo total y pensó "mira, para que mi hijo no se aburra cuando la palme..." xDDD

      Por cierto, la historia está ambientada en nuestros tiempos pero el misterio que tiene que resolver el prota sucedió durante la dictadura, así que mediante las pistas y demás va contando cómo estaba el percal por entonces.

      Si tienes tiempo y ganas ya te digo que le echen un ojo, encima tiene las letras grandecitas y al final realmente es hasta más corto de lo que parece xDD

      ¡Saaaludos!

      Eliminar